Saltar al contenido

¿Cómo encender correctamente una estufa de leña?

👉 ¿Tienes poco tiempo y estás buscando una estufa con muy buena relación calidad-precio? La Obergozo HBF95 modelo es un TOP VENTAS debido a su potencia manteniendo un consumo de energía moderado, y si buscas algo que consuma todavía menos, te recomendamos el modelo H55.🔥

Con el siguiente artículo aprenderás cómo encender de manera correcta tu estufa de leña para asegurarte una capacidad de combustión óptima. Además, también aprenderás cómo colocar los materiales para crear el fuego perfecto. 

Prepara tu estufa de leña

Abre totalmente los controles de lavado de aire de la estufa para asegurarte que el fuego recibe el suministro de aire que necesita.

Existe un indicador en la parte superior de la mayoría de las estufas para mostrar en qué dirección debe moverse el control de cerrado a abierto. 

Muchas estufas también tienen un control de aire secundario para proporcionar una combustión más limpia y dar una mayor eficiencia térmica.

Abre la puerta de tu estufa de leña y haz una cama de leña

Coloca encendedores y la leña que dispongas en la parrilla – la leña y los trozos de madera, así como las ramitas se encenderán fácilmente.

Un fuego con éxito necesita de mucha leña para poder establecer una chimenea en condiciones.

El interior de una estufa de leña encendida con éxito
El interior de una estufa de leña encendida correctamente

Enciende el papel 

Espérate hasta que la leña se encienda y empiece a arder correctamente. Observa detenidamente la posición y los orificios de entrada de aire de la estufa, ya que son características importantes del aparato. 

A modo de dato interesante: Los orificios de entrada de aire hacen circular el aire secundario calentado de vuelta a la cámara de combustión para volver a encender los gases combustibles no quemados para crear de esta forma una salida de calor más limpia y eficiente.

Deja la puerta ligeramente abierta

Un buen consejo para un fuego con éxito es dejar la puerta ligeramente abierta cuando enciendas una estufa de leña.

¿Por qué quizá te estás preguntando? Al hacerlo incrementarás el tiro de la chimenea para ayudar a encender el fuego y evitar que se acumule condensación en el interior del vidrio.

Añade trozos más grandes de madera

Una vez consigas que la leña esté quemándose, agrega trozos más grandes de madera para crear una parrilla de fuego estable.

No uses troncos de grandes dimensiones en esta etapa y aumenta gradualmente el tamaño de los mismos. Muchos troncos pueden sofocar fácilmente el fuego de la leña.

¡Felicidades! Ya puedes cerrar la puerta

Para los propietarios de estufas que encienden sus estufas de leña por primera vez, lo principal es usar el aparato a baja temperatura durante los primeros días para asentar los pegamentos y que la pintura se cure por completo.

Durante este período de tiempo el aparato puede llegar a desprender algunos olores desagradables. Mantén siempre la habitación dónde utilizarás la estufa bien ventilada para evitar la acumulación de humos.