Si quieres que tu habitación huela fenomenal siempre y disfrutar de diferentes tipos de aromas, ¡tienes que hacerte con un humidificador!

A lo largo de este artículo te explicaremos que es lo que necesitas saber para elegir el perfecto para tu caso 🙂

Ejemplo de humidificador de aire en la habitación de un hogar
Ejemplo de humidificador de aire en la habitación de un hogar

¿Para qué sirve un humidificador?

Un humidificador es un aparatito eléctrico que se encarga de humedecer el ambiente, y con ello regular la calidad del aire ¡además de dar un buen aroma!

Si dudas si realmente necesitáis un humidificador, lo mejor que puedes hacer es medir la humedad de tu casa con la ayuda de un “higrómetro”. La cantidad ideal de humedad en un hogar doméstico se sitúa alrededor de entre el 40 y el 60%

Un tema bastante discutido es el tema de los niños y es que hay muchos usuarios que se piensan que es necesario este aparato para niños y para bebes, cuando no hay evidencias de ello.

Sí que es verdad que los niños y bebés requieren ciertas condiciones ambientales pero hay muuuchas cosas caseras que puedes hacer para conseguir este nivel óptimo de temperatura, no es necesario comprar un humidificador para esto.

Ahora bien, si quieres asegurarte de tener siempre un ambiente con la humedad óptima y que huela fenomenal esto sí que es para tí.

¿Qué tipos de humidificadores encontramos en el mercado?

Al principio comparar entre los humidificadores puede ser un lío, hay varios tipos de sistemas cada uno con sus ventajas e inconvenientes…

¡Pero vamos a hacerlo fácil!

En resumen existen los siguientes tipos de humidificadores:

  • Vapor caliente: Se calienta el agua en su interior y expulsa el vapor de agua.
  • Vapor frío: Tenemos los evaporativos que cogen el aire de nuestra habitación y los ultrasónicos, que evaporan el agua con ondas.

Los humidificadores más baratos que encontrarás serán los de vapor caliente, los de vapor frío son un poco más caros debido a que son más silenciosos.

¡Así de fácil! Vamos a verlos de manera un poco más detallada:

Humidificadores de vapor caliente

Un humidificador de vapor caliente utiliza el agua en su interior para hervirla y posteriormente evaporarla, de manera que se eleva la humedad.

Los humidificadores de aire caliente (o Vaporizadores) son unos dispositivos muy económicos con los que podremos darle un buen aroma a nuestra habitación.

Es importante comentar que el vaporizador funcionará mejor con la calefacción, al humedecer el aire este estará mas caliente y mantendrás mejor la temperatura calentita en tu habitación si cuentas con una calefacción.

No creo que quieras un aparatito que emita calor cuando estás a más de 35 grados ¿no crees?

La peor parte de este tipo de humidificadores es que tardan un poco en hervir el agua ya que tiene que calentarse mucho y pueden hacer un poco de ruido (Tranquilo, es muy leve).

Si piensas usarlo por el día ni lo notarás pero si quieres dormir con el sí que oirás un pequeño ruido de fondo.

Humidificadores de vapor frío

Humidificador Ultrasónico Medisana UHW 60065
Humidificador Ultrasónico Medisana UHW 60065

Humidificador evaporativo de aire frío

Un humidificador evaporativo básicamente absorbe el aire de nuestra habitación y lo humidifica pasándolo por un filtro impregnado de agua.

Humidificador ultrasónico

Un humidificador ultrasónico evapora el agua mediante ondas de ultrasonido creando una fina y casi perfecta niebla, también llamada como “agua nebulizada”.

Mejor tipo de humidificador

Los humidificadores más recomendados son los ultrasónicos de aire frío por varias razones:

  • El agua fría se mezcla peor, por lo que el aparato emitirá más vapor de agua creando un efecto realmente chulo.
  • El ruido que hacen este tipo de aparatos es prácticamente nulo.
  • Podemos usarlo en todas las estaciones del año.
  • Es más seguro que uno de agua caliente ya que este contiene agua hirviendo.
  • El consumo de electricidad es más pequeño en un humidificador de aire frio que en uno de aire caliente.

Limpieza de tu humidificador

Es imprescindible limpiar tu humidificador al menos cada 3 o 4 días y cambiar el agua a diario para evitar que se formen bacterias y otras sustancias no deseadas.

¿Qué agua uso para mi humidificador?

Depende de si es de aire caliente o frío, si es un humidificador de aire frío tienes que usar agua destilada y si es un humidificador de aire caliente no importa realmente ya que al hervir el agua esta se calentará.

¿Qué diferencia hay entre un vaporizador y un humidificador?

A los humidificadores de aire caliente también se le llaman vaporizadores, ya que el agua se calienta dentro y empieza a hervir creando vapor de agua.

Mejores humidificadores del 2020

Vaporizador VicTsing de 300ml

Difusor VICTSING

El difusor VicTsing tiene una capacidad de 300ml, además de contar con luces y está especialmente indicado para incluir aceites esenciales.

Este tipo de vaporizador es perfecto para aromaterapia y tener siempre una habitación que huela genial.

Está realmente bien de precio, y además cuenta con modo apagado automático, especialmente diseñado para que puedas dormir con el por las noches.

Dos modelos muy parecidos son el difusor BANLVS, el Cecotec Pure Aroma 300 y el UBEGGOOD.

Difusor BANLVS
Difusor BANLVS
Difusor UBEGOOD
Difusor UBEGOOD
Difusor CECOTEC
Difusor CECOTEC

Los 3 humidificadores son modelos que funcionan genial para la aromaterapia, para funcionar también con aceites esenciales, todos tienen una excelente relación calidad precio (Menos de 30€), y hacen muy poco ruido, ojo, hacen poco ruido, aunque el fabricante nos venda que son silenciosos la verdad es que todos estos hacen emiten un pequeño zumbido, muy pequeño y vas a poder dormir con el perfectamente, pero tenlo en cuenta.

Alguna diferencia es que cada uno se ilumina de una manera (Mientras que el BANLVS y el UBEGOOD se iluminan enteros el CECOTEC se ilumina solo una parte), además el UBEGOOD trae un mando a distancia.

No tienen ninguna diferencia más, aunque si tuviéramos que quedarnos con uno sería el Cecotec Pure Aroma 300 debido a que es una marca española y personalmente lo vemos más elegante, aunque va a gustos 🙂

Medisana UHW

El humidificador Medisana 60065 UHW es un humidificador más efectivo que los anteriores, completamente sin ruido y algo más completo.

Su depósito de agua de 4,2 litros da para no tener que rellenarlo en muchos días. La eficacia de este humidificador ultrasónico se localiza en su capacidad para deshacer el agua en una nube fina de vapor frío uniforme.

Estos aparatos suelen ser más caros que los anteriores ya que son de vapor frío, la franja de precios suele situarse entre los 40 y los 60€ y por lo general no suelen ser compatibles con aceites esenciales.

Si estás buscando un humidificador de vapor frío compatible con la aromaterapia tienes que hacerte si o sí con el difusor Aiho.

Respecto al Medisana UHW también encontramos algunas alternativas:

Humidificador Taotronics
Humidificador Taotronics
Humidificador InnoBeta Fountain
Humidificador InnoBeta Fountain
Humidifcador InnoBeta Waterdrop
Humidifcador InnoBeta Waterdrop

Aquí las diferencias si que son bastante pocas, pero las hay, para empezar tanto el Medisana como el Taotronics son incompatibles con los aceites esenciales, y los InnoBeta sí que son compatibles pero no hacen demasiado aroma.

El único que se ilumina completamente es el InnoVeta Waterdrop, el Taotronics también incluye una boquilla girable 360 grados y es el que más capacidad tiene (4L) frente a los 3L del InnoBeta Fountain y los 2,4L del Waterdrop.

¿Qué más tengo que tener en cuenta?

Te comentamos otros factores que debes tener en cuenta cuando elijas tu humidificador:

La potencia humidificadora

Una de las características técnicas a tener en cuenta al comprar un humidificador es su potencia de capacidad humidificadora, la cuál viene determinada por su máxima nebulización y el tamaño de nuestra habitación.

Por ejemplo, si elegimos un modelo demasiado grande y potente para una habitación pequeña, es posible que acabemos teniendo problemas de condensación u hongos.

¿Cuánta capacidad de depósito de agua dispone?

El tamaño del depósito de agua es principal una cuestión de autonomía, o lo que es igual, el tiempo que puede estar en funcionamiento el dispositivo sin que tengamos que rellenarlo de nuevo.

Por ejemplo, un depósito de 2 litros nos proporcionará un funcionamiento de 8 horas funcionando a media potencia.

Portabilidad y mantenimiento

Los humidificadores que recomendamos desde aquí son todos portátiles, ya que consideramos que estos aparatos no deberían suponer un problema en términos de transporte.

Aún así, debes asegurarte de que el humidificador sea manejable en cuanto a peso, tamaño y forma se refiere.

En cuanto a mantenimiento, asegúrate de que si el dispositivo tiene filtros, sean fáciles de reemplazar o lavar y de que los precios de éstos sean razonables.

El ruido de funcionamiento

La mayoría de este tipo de aparatos hacen ruido. En el caso de los humidificadores ultrasónicos podemos afirmar que son los más silenciosos del mercado y esto se debe a que no hierven el agua sino que utilizan unas ondas de sonido inaudibles para nosotros.

¿Los extras valen la pena?

Nuestra recomendación más sincera es que nunca pagues más por un humidificador con extras que luego no vayas a utilizar.

Lo más útil es que prestes especial atención en el consumo eléctrico y en el mantenimiento del humidificador, como por ejemplo si la unidad necesita recambios o filtros de aire.

Te dejamos estas otras guías relacionadas: